Cirugía bariátrica

Perder peso no es una tarea fácil… por eso en la clínica DOHA unimos la cirugía bariátrica con cambios del estilo de vida, nutrición, ejercicio y mantenimiento de un cuerpo saludable.

En la actualidad existe multitud de «dietas» y/o «planes» para disminuir de peso, pero en la clínica Doha con el asesoramiento de nuestro de grupo de expertos (médicos y nutricionista) le ofrecemos una solución a largo plazo, combinando las diferentes técnicas de medicina bariátrica con planes nutricionales ajustados a cada paciente, de forma que el tratamiento sea individualizado y de alguna forma única.

En nuestra clínica disponemos de diversas técnicas bariátricas, entre las cuales tenemos:

Técnicas endoscópicas: Que incluye balones Gástrico y técnicas endoscópicas sin cirugía (Método Apollo o endosleeve gástrico, Endomanga y sus variantes) y Cirugía bariátrica.

 

Cirugía bariátrica

  • El balón intragástrico, es un globo de silicona con capacidad de 400 a 900 cc según el fabricante, cuya finalidad es lograr una ocupación parcial del estómago, creando así una sensación de saciedad precoz, y disminución del apetito. Está indicado en aquellos pacientes con sobrepeso grado II y obesidad no mórbida (índice de masa corporal [IMC] 27-39,9 kg/m²), el tratamiento endoscópico ha demostrado ser una alternativa complementaria eficaz. La colocación de un balón intragástrico (BI) ha sido la técnica más demandada, habiéndose demostrado segura y efectiva para la pérdida de peso. En la Clínica contamos con balones de 6 y 12 meses que requieren endoscopia para su implantación y/o extracción y con balón intragástrico que consiste en una cápsula ingerible que se rellena con 550 ml de solución fisiológica que tiene una duración de 13 – 16 semanas, luego de transcurrido este tiempo la válvula se degrada, el balón se vacía y su pared de poliuretano se desinfla gradualmente hasta que se elimina por vía natural. Por tanto, representa el primer balón intragástrico que, en teoría, no requiere endoscopia ni sedación para su colocación ni para su extracción (REV ESP ENFERM DIG 2019:111(12):921-926). El balón intragástrico (BIG) puede ser útil como tratamiento adyuvante de la obesidad, junto a programa de modificación de hábitos dietéticos y ejercicio físico.
  • Técnicas endoscópicas sin cirugía (Método Apollo o Endosleeve gástrico, Endomanga y sus variantes): son procedimientos endoscópicos menos invasivos para tratar la obesidad, que se utilizan como herramienta en la pérdida de peso en pacientes obesos. Esta indicado para personas que presenten obesidad (IMC entre 30 y 40 kg/m²), que hayan realizado dieta con poca eficacia y/o con recuperación posterior del peso, y que requieran perder entre un 20-25% de su peso total. También puede indicarse en paciente con obesidad mórbida y cuando se desestime la cirugía o ésta resulte contraindicada o de riesgo excesivo.
  • Cirugía bariátrica: Se conoce como al conjunto de intervenciones quirúrgicas diseñadas para producir pérdidas importantes de peso, en personas que tienen un exceso de peso importante y afecta su estado de salud. Existen diferentes tipos de cirugía bariátrica, y todas cambian el funcionamiento del tractor gastrointestinal. Algunos tipos disminuyen el tamaño del estómago y reducen su capacidad para contener alimentos, de manera que la persona se siente satisfecha más rápido y come menos cantidad. Otros tipos modifican el estómago y el intestino delgado, de manera que se disminuye la absorción de nutrientes y calorías de los alimentos. Es posible que la cirugía bariátrica mejore muchos problemas de salud relacionados con la obesidad, como la diabetes, la hipertensión, hipercolesterolemia, la apnea del sueño, y los dolores de rodilla, cadera u otras partes del cuerpo. La cirugía bariátrica quizás disminuya el riesgo de algunos cánceres, como el cáncer de endometrio. Dirigida a pacientes portadores de Índice de Masa Corporal (IMC) a 40kg/m² y para pacientes que tienen un IMC a 35kg/m², pero con comorbilidades asociadas a la obesidad, han sido la referencia desde entonces.

Todas estas van acompañadas con el asesoramiento nutricional desde el prequirúrgico, quirúrgico y postquirúrgico con evaluaciones presenciales que pueden ir desde mínimo cada semana o máximo cada mes según amerite el paciente. La pérdida de peso en la clínica no es solo valorable por un simple número, se valora por la calidad del peso que has perdido, es decir mantener masa muscular y perder masa grasa, por eso tenemos a disposición impedancia bioeléctrica (INBODY, TANITA).